Vista aérea de Muebles Orts

El blog de Muebles Orts

Terrores nocturnos. Haz que se sienta seguro en su dormitorio

19 julio, 2019

Publicado en: Curiosidades

Fuente: www.pixabay.com

La mayoría de los que somos padres hemos vivido la experiencia de que nuestro hijo comience a gritar en mitad de la noche y lo encontremos sudando, alterado y todo ello sin que llegue a despertarse. Esto es lo que conocemos como terrores nocturnos.

Suelen ser habituales en niños y niñas entre 3 y 8 años y se producen por una hiperactivación del sistema nervioso central mientras duermen.

 

Fuente: www.pixabay.com

Causa de los terrores nocturnos

Las causas pueden ser varias y están asociados a momentos de estrés que haya podido vivir el pequeño como dormir en un sitio desconocido, enfrentarse a una situación diferente como empezar en un nuevo colegio o que esté enfermo o muy cansado.

Suceden durante la primera fase de sueño profundo, en ese momento de transición entre la fase no Rem y la fase Rem, ya que esa transición se realiza de modo brusco debido a que el sistema nervioso de los pequeños es todavía imperfecto.

 

Fuente: www.pixabay.com

Cómo actuar ante un episodio de terrores nocturnos

Lo mejor es esperar a que pase, normalmente los niños ni siquiera llegan a despertarse y continúan durmiendo, no hay que intentar despertarlo ya que puede ser contraproducente.

Normalmente despiertan desorientados y sin saber muy bien qué ha sucedido.

Los terrores nocturnos suelen ser una etapa que termina pasando conforme el sistema nervioso va madurando.

Cómo ayudar a nuestros hijos frente a los terrores nocturnos

Aunque los terrores nocturnos es algo para lo que no hay solución, ya que son una fase que pasará, si que hay una serie de acciones que podemos poner en práctica para intentar remediarlos, en la medida de lo posible.

  • Lo primero es establecer una rutina relajante antes de ir a la cama: hay que mantener un horario para que nuestro hijo se vaya a la cama siempre a la misma hora, darle un baño, leer un cuento…cualquier cosa que pueda tranquilizarle antes de dormir.

 

Fuente: www.compromiso.atresmedia.com

 

  • Hay que evitar que los niños tomen una cena demasiado pesada que pueda hacer que le cueste conciliar el sueño.
  • Asegurarnos que duerme las horas necesarias.
  • Que no vean la tele o usen aparatos electrónicos justo antes de irse a dormir.
  • En definitiva, evitar cualquier acción que suponga que los pequeños se acuesten alterados.

Haz que se sienta seguro en su dormitorio

El entorno es clave y favorecerá a que tu hijo se sienta cómodo y protegido, lo que ayudará a que el sueño sea tranquilo.

  • Dispón los muebles para crear un ambiente relajado.
  • Es positivo que nuestro pequeño participe en la “decoración” de su dormitorio, que elija los peluches con los que se va a la cama, si quiere poner algún póster que le guste… elementos que él habrá elegido y que le harán sentirse bien.

 

Colección Sonríe. Composición 51

 

  • Evita el exceso de temperatura en la habitación ya que puede alterar el sueño.
  • Aunque tu hijo necesite una lucecita para quedarse dormido, lo ideal sería apagarla una vez se duerma, si no es posible hay que intentar que ésta sea lo más tenue posible para que no suponga ningún tipo de estímulo.

Lo importante es que el ambiente de descanso de nuestros hijos sean lo más favorable posible. Los terrores nocturnos se manifiestan en una etapa de la vida de los pequeños y  terminarán pasando.

Mientras tanto podemos ayudarles con estos consejos.

 

 

 

 

 

Deja un comentario